Los leggings: una prenda con mucha historia

La historia de los leggings es muy larga, su origen se remonta a siglos atrás. En un principio fueron utilizados como una prenda para combatir el frío en los países con temperaturas más bajas o para proteger la piel de rozaduras y heridas en zonas rurales. A pesar de que siempre se utilizaron piezas de ropa similares que se consideran precursoras de los leggings, no fue hasta el siglo XX cuando se convirtieron en una prenda de moda tal y como los conocemos.

El mundo del cine, la música y la moda se retroalimentan mútuamente, por ello, es importante destacar algunos de los momentos de la historia que fueron decisivos para la la evolución y el auge del legging. No se nos ocurre una manera mejor de recorrer la historia del legging que a través del cine y la música recordando videoclips y películas.

Audrey Hepburn lucía con elegancia un clásico look con leggings en Sabrina

La película Sabrina de 1954, dirigida por Billy Wilder y protagonizada por el mito cinematográfico Audrey Hepburn, ayudó a popularizar el uso del legging. La popular actriz fue siempre un referente también para el mundo de la moda, y aunque no fue la única en vestir unos leggings en la pantalla y probablemente tampoco la primera, su influencia en el público desde luego sirvió para dar a conocer el uso de una de las prendas más cómodas: el legging. En lo que respecta al éxito de la película, resulta curioso que de los seis premios Oscar a los que fue nominada finalmente sólo ganó el de mejor vestuario. ¿Habrá sido por los leggings? 😉

En la imagen, vemos un fotograma de la película en la que Hepburn comparte escena con William Holden, vestida con un estilismo de legging liso y bailarinas, look muy utilizado también hoy en día.

Sin embargo, es necesario aclarar que no fue hasta la década de los 60, tras la invención del elastano en 1959, una innovación absolutamente revolucionaria para la industria textil, que permitió que el legging adquiriera la elasticidad que le caracteriza. Pero antes de que este hecho histórico tuviera lugar, ya se empezaron a utilizar como la prenda de moda que es y adquiriendo looks tan propios del legging, dando lugar en la década de los 60 a estilismos con cinturones grandes y tacones altos o calzado tipo ballet.

Patricia Field recupera los leggings en los 70

Es frecuente en el mundo de la moda que las prendas aparezcan y desaparezcan de manera periódica, según las tendencias imperantes en ese momento. En la década de los 70 también se usaron, la afamada estilista neoyorquina Patricia Field fue la encargada de recuperar esta prenda que había perdido cierto prestigio, y al parecer, volvió con más fuerza para no llegar a marcharse en las décadas posteriores, ya que desde ese momento no ha desaparecido de las pasarelas, de las revistas de moda y de las tiendas.

No podemos dejar la década de los 70 sin hablar de la película Grease (1978). ¿Quién no recuerda a esa flamante Olivia Newton John con esos leggings negros con tacones?

Los 80, la música pop y los leggings

La música siempre ha sido un reflejo de la moda de su época, especialmente desde el origen de los vídeos musicales en los que se veía a los ídolos del momento luciendo todo aquello que era tendencia.

Desde entonces, los iconos de la música pop, a través de sus vídeos han extendido modas y tendencias como si se tratara de plagas. Por supuesto, el legging también fue una prenda muy recurrente en los videoclips de los 80.

Muchos recordarán a Madonna en el videoclip de Like a Virgin de 1984 contoneándose sobre una góndola por los canales de Venecia vestida con unos leggings de color azul.

En lo que se refiere a marcar tendencia en los 80, es obligatorio mencionar a Cyndi Lauper, ya que fue la artista internacional que más estilismos arriesgados protagonizó y, por supuesto, también con legings.

Podemos decir sin miedo a equivocarnos que, aunque a las generaciones más jóvenes pueda parecerles algo novedoso, los leggings siempre estuvieron ahí, en su larga historia han desaparecido de las calles en breves periodos de tiempo pero siempre vuelven, muy probablemente debido a que es un prenda muy cómoda, apta para todas las tallas y con una gran versatilidad de usos: tacones, botas, zapatos planos, zapatillas, blusas, vestidos, faldas, etc. Los usos del legging han evolucionado y también sus diseños, hoy en día pueden encontrase con bonitos estampados fantasía, o incluso, con apariencia de tejido vaquero, también conocidos como jeggings. Así que si igual que nosotras, también la consideras una prenda perfecta, el fondo de armario definitivo y el MUST que debes tener, no te preocupes que si desaparecen, volverán. ¡No podemos vivir sin ellos!

Share your thoughts