Las rebajas de verano: sencillos consejos para aprovecharlas

Como es sabido por todos, existen dos periodos de rebajas muy marcados (y esperados) en el calendario y que llevan celebrándose durante décadas. Las primeras, son las rebajas de enero, que tradicionalmente daban comienzo el día 7 de enero tras el día de Reyes, pero que desde hace unos años algunas tiendas las adelantan de manera estratégica para abarcar a más público en tiempos de crisis comercial. Las segundas rebajas (nuestras preferidas) son las de verano que dan comienzo en julio y que, en algunos casos, se alargan hasta casi septiembre.

Desde la aparición de internet y, posteriormente, de las tiendas online, nos hemos he ido acostumbrando a que las rebajas también son en la web. Esto de que las tiendas online también tengan rebajas tiene muchas ventajas, sobretodo en verano. Porque no solo te ahorras dinero, sino también los calurosos paseos por el centro de la ciudad de una tienda a otra. Hace años nos hubiera parecido imposible ir de compras desde la piscina, pero ahora ya es una realidad: te recuestas en la tumbona con tablet o móvil en mano y a mirar, comparar y cuando toca, comprar.

Pero, ojo, no nos volvamos locas porque lo importante es comprar con cabeza, porque sino puedes verte en casa con un montón de prendas que aunque, de momento no quieras reconocer, todos sabemos que te las vas a poner muy poco o nada. Así que para que reflexionemos juntos sobre el proceso de rebajas ahí van unos sencillos consejos:

  • Compra lo que realmente te hace falta, prendas últiles, lo que muy coloquialmente he oído decir prendas “ponibles”, es decir, esas que realmente vas a usar. Para esto viene muy bien hacer un análisis de armario, observar qué ropa necesitamos renovar, qué colores usamos más o cuáles vendría bien incorporar a nuestro vestuario, y con esta información hacer una lista con lo que estamos buscando.

  • No te dejes llevar por los impulsos. Sé más racional que emocional.

  • Puedes ver las rebajas como una oportunidad para comprar ropa cara al nuevo curso. Seas estudiante o no, en septiembre todos nos incorporamos a nuestras cosas, nuestro trabajo, nuestra rutina y este estilo de vida requiere de ropa cómoda y versátil. En las rebajas de verano es habitual ver mucha ropa extramadamente veraniega y colorida, pero ¿Tiene mucho sentido comprar mucha ropa de este tipo cuando dentro de poco tendrás que vestirte de nuevo para ir a la oficina, al gimnasio o para ir a clase? Quizás sea conveniente guardar parte del presupuesto de rebajas para renovar la ropa cara a septiembre: camisetas básicas, ropa interior, los versátiles leggings, jeans, ropa deportiva, … Ya conocéis el refrán “chica prevenida vale por dos”. Pues eso.

  • Compra prendas de calidad, ya que las rebajas son la oportunidad perfecta para comprar ropa de calidad a mejor precio. Aunque la ropa de mala calidad fabricada en Asia no es rentable en ninguna época del año.

En el caso de las Rebajas online de nuestra web www.anaissa.com estarán disponibles hasta el 30 de agosto con un 20% de descuento en ropa interior y pantys. Una muy buena oportunidad para renovar el armario con pantys para todo el año en diferentes colores y grosores, así como en ropa interior femenina y masculina. Aprovecha la oportunidad y compra la ropa de calidad que necesitas.

Share your thoughts