Día de la Mujer: El verdadero origen del 8 de marzo.

“Me llamo Betty Harris, tengo 37 años. Yo me casé a los 23 y fue entonces cuando empecé a trabajar en la mina. Trabajo para A. Knowles, de Little Bolton (Lancashire). Tiro de las vagonetas de carbón y trabajo desde las 5 de la mañana a las 6 de la tarde. Hago una pausa durante una hora, al mediodía, para comer, para esto me dan pan y mantequilla, pero nada de beber. Tengo dos hijos, pero son demasiado jóvenes para trabajar. He tirado de la vagoneta cuando estaba embarazada (…) En el lugar donde trabajo hay seis mujeres y media docena de niños y niñas”.

Este testimonio, del año 1842, que parece extraído de un fragmento de la novela “Tiempos difíciles” de Charles Dickens, es el reflejo fiel de la vida de miles de mujeres pobres que, producto de la revolución industrial, se incorporaron al trabajo en las fábricas o en las minas.

A pesar de la connotación alegre y reivindicativa que tiene el 8 de marzoDía Internacional de la Mujer, lo que realmente se recuerda cada año en esta fecha es la terrible matanza de 120 mujeres trabajadoras de una fábrica textil de Nueva York. La Policía las asesinó en unas terribles cargas durante una manifestación en la que exigían mejores condiciones laborales.

La historia se remonta a hace más de 100 años, concretamente el 8 de marzo de 1875, cuando cientos de mujeres trabajadoras de una fábrica de textiles de Nueva York marcharon por las calles contra los bajos salarios, menos de la mitad de lo que cobraban los hombres. Esa jornada terminó con 120 mujeres muertas por la brutalidad policial y provocó que las trabajadoras fundaran el primer sindicato femenino.

El 25 de marzo de 1911, tuvo lugar nuevamente uno de los mayores desastres de la industria en Estados Unidos. 146 trabajadoras murieron en un gran incendio de una fábrica textil a causa de derrumbes, quemaduras e intoxicación por humo y otras se suicidaron al no tener escapatoria.

Los responsables de esas muertes fueron los propietarios de la fábrica Triangle Shirtwaist, que habían sellado las puertas de las escaleras y de la salidas para evitar que las empleadas robaran. Esta terrible tragedia trajo importantes cambios en la legislación laboral y provocó el nacimiento del Sindicato Internacional de Mujeres Trabajadoras Textiles.

No fue hasta 1909 cuando se celebró por primera vez el Día de las Mujeres Socialistas en EEUU, un 28 de febrero. En 1910, la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas estableció el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

La feminista rusa Alexandra Kollontai, que entre otras cosas logró el voto para la mujer o la legalidad del divorcio, consiguió establecer el 8 de marzo como la fiesta oficial en la Unión Soviética. En España comenzó a conmemorarse en 1936 y la ONU oficializó esta fecha en 1975.

 

Share your thoughts