anaissa yoga

El yoga, una receta práctica para la calma

El yoga no es solo una disciplina, sino una forma de vida. Y es que se trata de una práctica que además de ser totalmente beneficiosa para nuestro yo exterior, también lo es para nuestro yo interior. En este post te hablamos sobre algunos de los aspectos por los que apostar por el yoga como receta práctica para el alma. 

El estrés, más que un sentimiento

El estrés no es fácil de definir, pensamos en él como en un sentimiento malo, nos produce tensión, temor y agotamiento pero es más que un sentimiento puesto que afecta a nuestro estado físico. Dolores de cabeza, fatiga, dolor de espalda, problemas cognitivos y trastornos digestivos, todos ellos se pueden asociar al estrés.

En los últimos 30 años la ciencia ha descubierto que existe relación directa entre el estrés y la mayoría de trastornos graves tipo diabetes, depresión, cardiopatías, trastornos autoinmunes e incluso el cáncer. Está claro que tenemos que actuar para tratar de combatirlo.

“El estrés es un momento en el que sientes que lo que se te demanda supera lo que puedes asumir” Dr. Timothy McCall

 anaissa yoga

La receta yóguica

El estrés obstruye y oprime los koshas, término sánscrito para definir las «envolturas» del cuerpo-mente. Van desde lo concentrado hasta lo sutil, físico, mental, respiración, sabiduría, y dicha. El yoga activa y libera los músculos del revestimiento físico y también ejerce efectos relajantes y sanadores en otros koshas.

Un estudio de la Universidad de Boston (2011), reveló que el yoga hace que el cuerpo pase de estar en un estado dominado por el sistema nervioso simpático (el que nos produce una reacción estresante),  a un estado regido por el sistema nervioso parasimpático (el que activa la respuesta de relajación). Esto podría producir la relajación del sistema límbico, la parte emocional de nuestro cerebro.

Aquí tienes cinco excelentes prácticas para des-estresarte rápidamente:

  • Revuélcate: Tumbado sobre la espalda con los brazos por encima de la cabeza, pasa la pierna derecha por encima del cuerpo hasta que este te tire a la izquierda y sobre la tripa, luego estira el brazo izquierdo por detrás hasta que te tire hacia la derecha y sobre la espalda, y sigue así hasta haber estirado todas las extremidades.
  • Abre el pecho: Practica cinco minutos de posturas como la del gato-vaca, la cobra o la esfinge.
  • Alarga la exhalación: Prueba con una relación de 1:2, inhala durante cuatro segundos y exhala durante ocho.
  • Haz el «gran árbol»: Posturas del niño (Balasana), de la diosa reclinada (Supta Baddaha Konasana )y de las piernas levantadas contra la pared (Viparita)
  • Haz Ommm

anaissa yoga

Encuentra tu lugar y ve más allá

No obstante, el yoga no es un supresor instantáneo del estrés. Cada uno de nosotros manifestamos el estrés de distinto modo. Hay personas que se vuelven irascibles, otras tristonas o aletargadas, y otras espásticas.  De igual modo, hay tantos tipos de Yoga como sensaciones de estrés pero casi todo el mundo puede beneficiarse de una práctica que integre la meditación, ya que esta libera presión y agudiza la mente.

Y al profundizar más y más en la tradición del Yoga se descubren  ideas sobre la dieta y hábitos que ayudan a calmar el cuerpo y la mente mientras fortalecen la conexión con el espíritu. Puede ayudarte a crear una vida menos estresante y hace que nos preguntemos: ¿qué es lo que importa de verdad?

anaissa yoga

Para que la práctica de esta disciplina sea lo más confortable posible, Anaissa ha desarrollado prendas específicas para Yoga con una fibra patentada y científicamente probada EMANA® que te permiten desarrollar tus ejercicios con la máxima precisión. Si quieres conocer más sobre nuestros productos visita nuestra web.

Fuente: Revista Yoga Journal nº110

Share your thoughts